comarcaalminuto.com
Getout
Unatv Bahía a la carta

Comarca AL MINUTO

Liona, cantante israelí afincada en la comarca: "Soy una guiri-andalú". El v14 en La Gramola

Jueves, 13 de Diciembre de 2012 , 08:35 Hrs.

 

TCAM-COMARCA/N.P./J.V. Fotos:Tomoyuki Hotta
 

Liona Gilad nació en Israel. Rubia, alta, de piel clara y ojos azules, de padre húngaro y madre rumana de ascendencia Ucraniana, "puro mestizaje". Cantante de vocación desde la más temprana edad, confiesa que ya componía a los 8 años. Cuando llegó a España por primera vez, hace ya más de 7 años, conoció por casualidad a Oscar Bergillos y David León, con los que posteriormente formarían el grupo con el que ha compuesto y grabado su primer disco de canciones propias que presentó hace unas semanas en Ceuta, cuyo nombre es “El Bayit”.
 

ACTUARA EN DIRECTO EL DIA 14 DE DICIEMBRE EN LA GRAMOLA (ALGECIRAS)

 

Empecemos con la típica pregunta: ¿Qué hace una chica como tú en un lugar como este? ¿Qué te trajo a España?
 Liona- Pues hasta ahora no lo se (risas).  El asunto es que a los 32 años me fui a viajar. Pasé 6 meses en Canadá y después me pregunté a donde ir. Sabía que quería que fuera Europa y además me había prometido no volver a Israel al menos en un año. Entonces cogí un  mapa y con los ojos cerrados puse el dedo y...  salió España. Llegué al aeropuerto de Málaga y Andalucía me embrujó. Y aunque no hablé en español hasta pasados seis meses, tras siete años puedo decir soy una Guiri-Andalú.
¿Cuáles fueron tus primeras impresiones musicales aquí en España?
L- Pues, fue en una tienda de bisutería de Torremolinos donde escuché a la Niña Pastori. Sonaba  “Amor de San Juan” de su disco “María”. Recuerdo que me gustó mucho “De boca en boca” van... (me canta y se ríe al ver que yo no la conozco).  Después de eso escuché a un niño de 11 o 12 años cantando muy bonito. Escuche su música y me fui a comprar el disco y cuando pregunté en la tienda -Esta canción... ¿de quien es?- me dijeron que de Rosario Flores. Como yo no sabía quién era pues de repente al sacar la portada veo la foto de una mujer muy grande, con fuertes rasgos... yo fui  pensando que iba a encontrar el disco de un niño y  la encontré a ella, una gran mujer. Luego ya me enteré de su familia y de todo, pero al principio fue una confusión muy graciosa, pues iba buscando la música de un niño y la encontré a ella.

Porque tú también empezaste a cantar desde muy joven, ¿no? ¿Qué te motivo a cantar?
L- Yo no conocí a ninguno de mis abuelos porque murieron en el holocausto, pero se que mi abuelo era  Jazán (Jazán es el que canta en la sinagoga) y mi madre siempre nos cantaba en casa. Yo crecí con muchas canciones, con mucha música. Además crecí en un pueblo comunitario (kibutz) donde todos los niños de la misma edad vivían juntos y resultó que me cuidaban una chicas brasileñas. Mayoritariamente en mi pueblo había gente procedente de Hungría y de Brasil. Y ya desde pequeña en todas las fiestas escuché batucada, samba... y ya desde niña (a los 8 años) escribía poemas y canciones y a las 12 años me subí por primera vez con una canción mía en un escenario. Era un escenario pequeño de un concurso de mi pueblo y quedé en el tercer puesto. Al año siguiente ya saqué la primera plaza y después ya no volví a cantar mis propias canciones sino que canté sobretodo música brasileña.

Nos han chivado que acabas de presentar un disco, ¿no es así?
L- Si, he llegado aquí a España para presentar mi disco “El Bayit”, porque aunque es en hebreo mis compañeros musicales son de aquí.
Pero... ¿el disco es composición tuya?
L- Si, bueno, no solamente mía. Las letras son mías (solamente hay una que no la he escrito yo) y  la música... pues si,  algunas las  he compuesto yo y otras las hice con Oscar o David. Una de las canciones la ha hecho David solo y otra fue Oscar quien la compuso. Oscar Bergillos Sánchez es de Algeciras, es nuestro guitarrista. Él hizo todos los arreglos de las canciones y luego David se encargó de la producción del disco en su estudio de Ceuta, "Deboca M´boka estudio” aunque parte de algunas canciones ya  le había grabado la voz en Israel.

Yo viví aquí siete años, desde los 33 hasta los 40. Yo soy Guiri-Andaluz, lo que se yo es por la gente, yo no estudié español. Si que he cogido algún libro de español de segunda mano y tengo el libro de 501 verbos, ¿conoces el libro ese?

No lo conozco, yo diría que es un libro para guiris... (risas)
Me dices que compones tus propios temas. Entonces, ¿tocas algún instrumentos?
L-Yo toco un poco la guitarra pero no para acompañarme sino solo para componer. Para acompañarme cuando canto toco a veces percusiones pero muy poco. En realidad hoy en día ya no hace falta. Se canta a una grabadora y  luego puedes ponerlo en un programa y te saca las notas. Yo siempre he compuesto apuntando mis dedos y se lo mando a Oscar y el hace los arreglos. Es como que hago canciones crudas o desnudas, se las doy a Oscar y  él me las devuelve vestidas de novia.

Hay una canción en el disco que se llama “Immi” que significa “Mi madre”. La letra la hizo una señora que se llama Pninat Grinberg. Yo no la conocía pero lo que pasó es que ella era una señora que escribía en una web poemas sobre sus padres que habían muerto. Yo tome un trocito de eso y como se llamaba Grinberg, pensaba que era de una judía del este (de Rusia o así) y le puse una música y se lo pasé a Oscar. Entonces él me dijo que lo había puesto en un modus que se usaba mucho en flamenco y salió muy bonito. Se grabó en Ceuta y le metimos un toque norteafricano. Y resultó que cuando escucharon la letra me dijeron que la canción era de una madre pero lo que estaba describiendo era lo que pasaba en Marruecos y yo no sabía que era de Marruecos. Y fue muy fuerte como empezó, como la letra te da algo y al final todo nos llevó a Marruecos. Y como eso nos pasaron muchas cosas.

¿Cómo conociste a tus compañeros?
L-Pues estaba yo trabajando pintando (porque también pinto) para un restaurante y mientras trabajaba en el restaurante por la noche (cuando estaba cerrado) escuché una batucada y guiándome por el sonido fui buscando hasta que encontré una nave industrial donde estaban ensayando. Allí conocí a mi amigo Salvador, que es de Algeciras y el me presentó a Oscar y comencé a cantar con ellos música brasileña. Entonces fuimos a Ceuta para tocar música brasileña en un evento de un Museo y se nos acercó un señor de la Fundación Premio Convivencia que se llama Ernesto y nos preguntó que por qué no hacíamos algo nuestro para la Fundación. Por aquel entonces yo ya había participado en tres discos con dos malagueños, Jesús y Paco León, cantando en inglés, en hebreo y en español. El primero era un disco cuyo concepto es música para películas. Cuando lo escuchas parece que estás en Avatar o en alguna otra película del estilo. El segundo era un disco launch con cuatro cantantes: una nigeriana, una española, una inglesa y una israelí (que era yo). El tercero disco fue “The Leon Project & Liona: Temple of love” y fue un recopilatorio de las canciones que había cantado yo en los discos anteriores con alguna más que no había grabado en los anteriores discos. Entonces les enseñé ese disco a David y Oscar y  les entraron ganas de hacer algo conmigo. Así que comenzamos a trabajar y así estuvimos tres años. El día 11 del 11 del 11 me llegó el master. La verdad es que terminaron de hacer todas las mezclas en la luna llena del fin del ramadán. Me mandaron un mensaje desde una casa alquilada en Tanger que decía “acaba de salir el sol y hemos terminado de mezclar el disco”. Y me enviaron una foto donde se les veía con el sol detrás saliendo. Yo no soy musulmana pero me pareció todo muy místico, pues además tenemos una canción que se llama “Ha salido el sol” (Zarah HaShemesh).
¿Cuales son las influencias de tu música?
L- Las influencias de este disco que hemos presentado ya en Ceuta y también en Algeciras, en la Sala Gramola, pues tiene parte de los tres socios. Así que hablemos de los tres músicos. David pone la música más del flamenco, de la música norteafricana y también del Jazz. Oscar, que es de Barcelona, aunque vive aquí en Algeciras y el trae más el Jazz y la música subsahariana que le gusta mucho también. Y yo pues tengo influencias de la música rusa, de las marchas del ejercito ruso  -del Ejercito Rojo - y por otro lado de la música que viene de Yemen, de los nómadas beduinos y las influencias de mi pueblo, que eran de música brasileña. Y bueno, de aquí he cogido algo de influencia del flamenco y de la rumba.

¡Madre mía, eso es un cóctel molotov explosivo!  Bueno, ya nos has contado de donde vienes -cuales han sido tus influencias-, donde estás  -que es lo que haces ahora- y ahora también te quería preguntar sobre a donde nos llevas, -¿qué es lo que quieres expresar con tu música?
L- Yo creo que en el disco hablo mucho de encontrar tu casa. No tanto una casa física sino allí donde te sientes cómodo, donde estás a gusto, donde sientas que es tu sitio. Porque yo soy un poco nómada, no se si es por ser judía o por otra cosa. De hecho siempre estoy como echando de menos algún lugar o a alguien. Cuando estaba en Israel echaba de menos mucho a España y  aquí añoraba Israel Así que quiero encontrar mi casa y de eso habla el disco realmente. El disco se llama “El bayit”  que significa “a casa” y se escucha igual en árabe y en hebreo.

Yo creo que lo que yo quiero es estar en un sitio donde me sienta en casa y poder seguir viajando tocando mi música. Yo no se hacer muchas cosa, o sea, se hacer muchas cosas pero creo que la cosa que se hacer mejor es cantar. Y la verdad es que estoy haciendo muchas colaboraciones, con músicos peruanos, con músicos brasileños, otros músicos sudamericanos, con un músico israelí que hacemos música israelí, con Oscar y David en este disco, también colaboro con un chico que está  haciendo música para teatro y hasta canté para un tema de música trance. Pero ahora mismo quiero concentrarme en el disco y el trabajo con la Fundación Premio Convivencia que nos ha pagado el billete para presentar el disco también en Israel y que nos ha sacado 100 copias del disco con su propio sello para ayudarnos a llegar a diferentes festivales del mundo. Y bueno, me encantaría poder vivir un poco de esto, ¿no? Tengo la esperanza de poder hacerlo. Yo creo que puedo. Me están saliendo muchas cosas. De momento vamos a tocar en Israel y en Croacia. Estamos trabajando para participar en un festival itinerante que se hace en 33 ciudades del mundo, pero aun no lo se.

En este momento estamos sincronizando la imagen de una grabación que nos hicieron en la tele de Ceuta y el sonido que lo grabamos a través de la mesa. Cuando terminemos podremos enseñaros algún vídeo.
Una de nuestras lectoras te quería preguntar a título personal ¿en qué te beneficia o perjudica ser mujer en el mundo de la música?
L- Pues en que chupo mucho. (Risas) No, era broma, je, je. Era broma, porque... ¿sabes lo que pasa? Es que yo ya me encontré en un momento dado, donde yo he tenido que dejar cosas por... por no tener que hacer cosas. (Más risas) Pero, ya en serio. Lo que yo creo que si traigo a la música es una mujer. Soy una mujer y tenemos cosas diferentes a los hombres, como la suavidad, la inocencia... Aunque en la vida hablo así como muy fuerte, cuando canto no es así, créeme. Además, yo soy muy inocente, de verdad. Me he encontrado con malas personas pero sigo confiando en la gente. Cuando llegué a Israel después de pasar siete años en España y tal como llegué me estafaron. Le pagué a un chico que se suponía que iba a hacerme de relaciones públicas bastante dinero y se fue y nunca volví a verlo, pero creyendo en la gente, en las personas.  En la vida me he rodeado de personas muy buenas. Yo creo que como una mujer siempre intentamos cuidar a las otras personas y me gusta mucho las amistades con otras mujeres. Entre mujeres me siento muy bien. No soy una persona que no hace la competencia. No me gusta competir. Yo si tengo que competir con alguna persona para cantar... lo que hice a los 12 años, desde entonces no lo he podido a hacer. Yo no fui a ningún concurso, a ningún operación triunfo porque no me siento a gusto, no se. Y si una persona canta, es tan buena como yo solamente que diferente. Tengo muchas amigas que cantan y todas son estrellas para mi. Y eso creo que es de lo que traigo a la música. Que todo tiene su sitio, todo tiene su lugar.

¿Nos han dicho que tienes un programa de radio en Israel?
Si, es en la radio de una Universidad. Se llama Onda Española. No pongo mi música, sino que lo he dedicado a la música de España y aunque pongo música que me gusta también como Camarón, Ana Belén, o incluso música de cualquier otro estilo o grupos que no me gustan pero que creo que a la gente le puede gustar como La Oreja de Van Gogh pero que se que a la gente le gusta, así que lo pongo de vez en cuando. También pongo cosas como Ojos de Brujo, los Aslandticos... ¿no se si los conocéis? Canté lo con ellos en “Callejeando”. Hice un programa para la televisión inglesa que se llamaba “Living in Spain” y fuimos siguiendo la gira de los ojos de Brujo y fue increíble. Fue fantástico para mi. La experiencia en España ha sido fantástica y a mi me gustaría compartir lo que yo he amado aquí con los Israelíes y  compartir con los españoles y con el mundo lo que soy y yo soy Israelí, no puedo evitar eso. Quiero ayudar a la gente a conocer otras culturas, otras músicas. Recuerdo que dediqué un programa entero a la Niña Pastori y a la gente le encantó. Además me escuchan no solo en Israel, sino que por Internet también me escuchan desde Venezuela y otros países. Estoy muy contenta.

Bueno, ha sido un placer entrevistarte y ya que estamos aquí, en la Jam Session de la Asociación Puertas Abiertas, vamos a tomarnos algo y, si te animas, te escucharemos cantar en el escenario, ¿no?
L- Puede ser, claro. Vamos allá.

  • Usuario Anónimo - Buen profesional y mejor persona.
    2012-07-28 14:38:03

    Quiero destacar el buen hacer profesional y mejor como persona a Sr Tomoyuk Hotta.
    8
    0

  • Usuario Alberto J - un placer
    2012-07-28 21:25:10

    Liona te escuche en Ceuta.....un placer
    8
    0


  • Hacer Página de Inicio

    Agregar Sitio a Favoritos

    DESTACAMOS NOTICIAS















    SERVICIOS GENERALES




    OCIO



    NATURALEZA